¿Cuánto tiempo te dedicas a ti cada día? No me refiero al tiempo de ocio que dedicas delante de la tele, viendo series, durmiendo, “desconectando” en la playa, con los amigos tomando algo en una terraza,… Me refiero a la cantidad de tiempo que utilizas en el día para ti, para conocerte.

Se que hoy en día tenemos infinitas distracciones. Pueden ser emails, mensajes de whatsapp, llamadas de teléfono, actividades de ocio, videojuegos, aplicaciones divertidas, redes sociales para informarte, para compartir,…Somos adictos a las distracciones. Es increíble cómo nos hemos acostumbrado a vivir con tantas interrupciones improductivas que nos desenfocan de nuestro momento presente.

Por eso creo que nos cuesta tanto pararnos y sentarnos a conocernos. No hablo de sentarse a meditar, porque se que es una actividad que requiere mucha paciencia y mucha disciplina. Estoy hablando de al menos sentarse a escribir cómo nos encontramos. Hay momentos en la vida en los que por una razón u otra nos sentimos desanimados, un poco perdidos,…sabemos que debemos cambiar, pero no sabemos cómo hacerlo. A veces incluso el Universo nos obliga a hacer un STOP y no sabemos ni siquiera cómo pasar tiempo parados sin volvernos locos. Y en esos momentos llegamos a una conclusión: No se quién soy, ni lo que quiero.

La persona más influenciable con la que hablarás todo el día eres tú. Ten cuidado entonces con lo que te dices a ti mismo. -Zig Ziglar

Es importante tener un ratito con uno mismo, escribir cómo se siente, planear objetivos, a corto, medio y largo plazo. Cuando empecé esta dinámica, me parecía complicado pensar en objetivos mensuales o anuales. Ahora tener objetivos claros hace que mi toma de decisiones se incline de forma más inteligente hacia aquello que quiero conseguir. Sobre todo porque al escribirlo, uno se vuelve más consciente.

A más conciencia, mejores decisiones. – Robin Sharma

En coaching se repite muchísimo la siguiente premisa:

Es fundamental saber dónde estás y hacia dónde quieres ir.

Así podrás cambiar lo que no quieres, para conseguir los resultados que deseas.

Si quiere reinventarse, enfóquese en lo que quiere y no en lo que teme.- Mario Alonso Puig

Si un barco sale de un puerto y navega sin rumbo…no llegará a ningún lugar. Irá cambiando la trayectoria, sin tener un destino claro.

Mónica Fusté nombra 3 armas infalibles para mejorar nuestra vida y conseguir nuestras metas:

Automotivación. Autodisciplina. Autoconfianza.

Para ello tienes que conocerte. Saber cuáles son tus fortalezas, tus puntos fuertes. Conocer tus limitaciones, trabajar con ellas y aceptarlas. Confiar en ti, en lo que puedes conseguir, siendo disciplinado contigo y con lo que haces. Mantenerte motivado cada día, y cuando haya días donde cueste un poquito más, busca ayuda en tu ”lista del bienestar”. Haz actividades que cambien tu energía y transforma tu estado de ánimo en uno más positivo.

Demasiadas personas se pasan más tiempo concentradas en sus debilidades que desarrollando sus puntos fuertes. Al concentrarse en lo que no tienen, olvidan los talentos que sí tienen.- Robin Sharma.

Conócete. Descubre tus talentos y tus debilidades. Descubre aquello que no te gusta de tí y cambialo. Se persistente y disciplinado y lo conseguirás.

Entrada original de mi blog de desarrollo personal: https://kybenfocando.wordpress.com/2016/07/12/cuanto-te-conoces/